16 sept 2021

RESULTADOS ECONÓMICOS CAMPAÑA DOMUND E i.M 2020 - COLEGIOS

 


RESULTADOS CAMPAÑA DOMUND 2020

RESULTADOS CAMPAÑA DOMUND 2020
Aclaraciones: 

Algunas parroquias hacen sus ingresos conjuntamente con las del presbítero que las lleva.
Siguen apareciendo ingresos que no hemos podido identificar porque no aparece el nombre de la parroquia o el colegio que ha hecho el donativo y en los bancos no pueden aclarárnoslo.
Si el ingreso se ha hecho directamente a las cuentas de la Dirección Nacional de Madrid no aparecerá en este listado.
Si hay algún error, les pedimos nuevamente que lo pongan en conocimiento de la Delegación de Misiones para realizar las oportunas correcciones..






 







EVANGELIZACIÓN Y CARIDAD NUEVAMENTE DE LA MANO

Hace poco mas de un año, mostrábamos nuestro agradecimiento al Hospital del Bierzo y a la supervisora de suministros, Arancha, porque nos ofrecieron la posibilidad de conseguir suministros sanitarios que no iban a ser usados para enviar a misiones. 
El primer envío se hizo para la hermana Daría Fernández Ramos , Superiora General de la Congregación María Inmaculada (Servicio Doméstico), religiosa de la diócesis, natural de Carballeda de Valdeorras para las diferentes obras sociales que tienen repartidas por el mundo: dispensarios, escuela de enfermería donde preparan desde auxiliares hasta licenciadas en enfermería y matronas,  varios centros de apoyo a la desnutrición, etc... todo ayudó a sacar adelante su labor evangelizadora y humanitaria. 
Esta vez quien nos solicitó ayuda fue la hermana Sonsoles Estébanez de las hermanitas de los pobres de Maiquetía natural de Astorga y que realiza su Misión en Caracas, Venezuela. 
La hermana Sonsoles había solicitado hace dos años ayuda en forma de calzado, ropa y medicamentos para el hogar de ancianos que tienen en Caracas y para los niños de las comunidades suburbiales que visitan allí y que presentan desnutrición, ya entonces  muchas buenas personas de la diócesis, las farmacias de La Bañeza... se volcaron en ayudarles y  se pudieron llevar bastante material del que necesitaban y que les vino muy bien. 
Esta vez han solicitado el mismo tipo de ayuda y además de calzado y ropa,  así como medicamentos de la farmacia Tato de Ponferrada , volvimos  a contactar con el hospital del Bierzo. 
La respuesta,  nuevamente,  ha sido extraordinaria, tanto las supervisoras de farmacia, como suministros, han ofrecido material y medicamentos. Casi una furgoneta llena (que proporcionó la diócesis) de ayuda inestimable. 
Un millón de gracias a la supervisora de recursos materiales, Arancha, y a sus compañeras de farmacia, por su colaboración y al propio hospital del Bierzo. Ojalá todos ellos y las clínicas , residencias...  hicieran lo mismo y no se desperdiciara ni una simple jeringuilla. 
Estamos seguros de que harán mucho bien a quienes lo reciban para su uso. GRACIAS. 
La delegación recibe peticiones de ayuda en dinero de nuestros misioneros diocesanos  en muchas ocasiones, pero lamentablemente los donativos con los que contamos son mínimos,  por lo que intentamos ayudar si no es monetariamente, consiguiendo ayuda de esta manera.

Una olla solidaria que nunca se agota

No es la primera vez que hablamos de Clementina Tostón, misionera de la diócesis de Astorga,  natural de Congosta de Vidriales y misionera en Venezuela desde hace muchos años. También hemos hablado de su olla solidaria. Y  ahí sigue... día tras día... 
Hoy a través de OMPRESS nos llegan  las últimas noticias...
El milagro semanal de una olla solidaria que nunca se agota. Sep 15, 2021. OMPRESS-VENEZUELA (15-09-21) 
La misionera Clementina Tostón, de la Congregación de Santo Domingo, envía el testimonio del milagro de solidaridad que tiene lugar todas las semanas en San José de Barlovento, en el estado venezolano de Miranda. Con ayuda de voluntarias se prepara una olla solidaria para los más necesitados partiendo literalmente de cero y sin tener nada.
“Queremos contarles brevemente cómo cada viernes se da el gran milagro para poder obtener los alimentos necesarios para la ‘olla solidaria’ del sábado. Cada sábado preparamos tres ollas solidarias de gran tamaño, de 200 litros cada una, para dar de comer a más de 400 personas todos los sábados. El primer milagro se da los viernes cuando llega la gente de nuestros campos con sus sacos de yuca, ñame, topocho, auyama y aliños para cambiarlos por ropa que tenemos en el ropero que nos envían nuestros bienhechores desde España, de Bilbao y de aquí de Caracas, que también algunas parroquias nos ayudan. Ahí está el primer milagro. Ese cambio de los productos del campo por los productos que nosotros tenemos en el ropero. Gracias a esto se puede preparar la comida del sábado.
El sábado a eso de las 7:00 de la mañana el equipo, alegremente, nos preparamos para nuestra tarea. Yo bendigo al señor por todas estas señoras que dejan todo en su casa para dedicarse a esta labor social a cambio de nada, a cambio de un gracias, y gracias a esta generosidad y a sus corazones generosos, se puede hacer todo a toda esta labor. Lo primero organizamos las verduras para picarlas. Como es mucha cantidad, cada una nos ponemos en una mesa, cada una con su trabajo ya asignado y preparamos las tres ollas. Tenemos un equipo de señores que nos ayudan también. Se han unido generosamente al equipo para el trabajo más pesado, que es montar las ollas y bajar las ollas, porque son muy pesadas para poderlo hacerlo nosotras las mujeres. Como tenemos que cocinar con leña porque no tenemos gas, ellos preparan los fogones, preparan la leña, la pican y nos ayudan y nos apoyan en este trabajo.
Después de todos esos preparativos de las ollas, aproximadamente a las 11:00 de la mañana nos disponemos a prepararlo todo para repartir los alimentos a la gente, porque ellos desde muy temprano están esperando. Tienen hambre. Bueno gracias a dios pues no nos falta ni nos sobra. Se reparten las tres ollas de comida y alcanza para todos. Les llenamos todos sus envases, sus ollitas. Lo que traigan se lo llenamos para cinco, para seis, para los que haga falta. Para ellos y para los que se quedaron en la casa que no pudieron ir porque están más enfermitos, porque son niños. Pero para todos hay y gracias a Dios esto se multiplica cada día, y podemos dar de comer a 500.
Yo me siento feliz porque Dios es grande y maravilloso y nos bendice cada día con esta obra tan hermosa. Esta obra es una obra del Señor y el Señor no se deja ganar en generosidad. Cada sábado es un milagro. Cada viernes es un milagro. Porque empezamos desde cero. No tenemos nada el viernes cuando llegamos y cuando nos venimos nos queda lleno todo de productos para el día siguiente. Esto es emocionante vivirlo. Por eso quiero dar las gracias a las parroquias de Bilbao que nos ayudan, a la parroquia San Juan Bautista de Leioa, a las parroquias de Miribilla, a las Obras Misionales Pontificias de Bilbao, a la parroquia de la Encarnación en Caracas, a la parroquia de la Boyera en Caracas. Gracias a todos por su apoyo, por su generosidad, por estar pendiente de nosotros. La materia prima está precisamente en todo lo que ustedes nos envían de ropa, útiles escolares, medicamentos… Muchas gracias. Dios los bendiga a todos. Siempre están en nuestras oraciones”.

3 sept 2021

Preocupación por el destino de los cristianos en Afganistán


OMPRESS-PAKISTÁN (2-09-21) 
Los cristianos paquistaníes y los activistas de derechos humanos de este país están preocupados por el destino de los no musulmanes bajo el régimen talibán. Han pedido a la comunidad internacional que rescate a las minorías en Afganistán tras la retirada de las tropas occidentales. Según explican desde Misiones Extranjeras de París, Afganistán tiene entre 10.000 y 12.000 cristianos, en su mayoría conversos del Islam. Durante décadas, han practicado su fe de forma clandestina, ya que la conversión se considera un crimen que se castiga con la muerte según la Sharia, la ley islámica. Según el pastor Irfan James, que visitó el barrio de Shahr-e Naw en Kabul en diciembre pasado, “la mayoría de los cristianos han huido de las grandes ciudades de Afganistán”. Desde 2015, este misionero paquistaní de Kurram, en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, ha estado evangelizando en Jalalabad, una ciudad afgana cerca de la frontera entre los dos países. “Me preocupa no ver más interés por ellos en la comunidad internacional. Han sido rechazados en el pasado. El nuevo gobierno es conocido por romper sus promesas. Las minorías religiosas ya no están seguras”.
“Los talibanes aún no han hecho ninguna declaración sobre los afganos no musulmanes”, explicaba Sabir Michael, activista de derechos humanos y profesor de la Universidad de Karachi. “Occidente parece estar utilizando los derechos humanos como una agenda política”, y añadía que existe incertidumbre sobre el estatus legal de los no musulmanes en el nuevo Estado Islámico: “No estamos seguros del estatus de las minorías religiosas bajo los talibanes. ¿Son ciudadanos iguales o pagan el ‘jizya’ (impuesto a los no musulmanes)? ¿Qué pasa con los que quedaron físicamente discapacitados por la guerra?”.
Según el comentarista político estadounidense Glenn Beck, el Nazarene Fund, una fundación benéfica que tiene como objetivo proteger a las minorías religiosas, ha evacuado por vía aérea a 5.100 cristianos y otros refugiados de Afganistán desde que el país cayó en manos de los talibanes. Dice que varios cristianos afganos se encuentran entre las docenas de personas que murieron en el ataque suicida en el aeropuerto de Kabul la semana pasada. Los informes de la prensa local registraron la muerte de un cristiano afgano, desollado vivo y colgado de un poste por los talibanes el 7 de agosto. Otras comunidades, como los sijs, también están en riesgo: según Balpreet Singh, asesor legal y portavoz de la Organización Mundial Sikh, menos de 200 sikhs permanecen en Afganistán.
En su intervención durante el Ángelus el pasado domingo, el Papa Francisco pedía no permanecer indiferentes ante la situación de Afganistán: “Como cristianos, esta situación nos compromete. Por eso hago un llamamiento a todos para que se intensifique la oración y se practique el ayuno. Oración y ayuno, oración y penitencia. Este es el momento de hacerlo. Hablo en serio: intensificar la oración y practicar el ayuno, pidiendo al Señor misericordia y perdón”.
Imágen extraída de "religión en libertad"

23 ago 2021

CAMINOS HACIA DIOS: LOS CREYENTES

Cada semana recibimos de la Hna. Rosario desde Colonia, Alemania, la hoja parroquial de la comunidad católica de habla hispana. Esta semana un artículo nos ha llamado la atención y por su interés os lo transcribimos…


“Cada creyente se parece mucho al Dios al cual le ‘reza’.
De hecho, a dios-juez, creyente-juez. A dios-castigador, creyente castigador. A dios-permisivo, creyente laxo. A dios-Ley, creyente legislador. A dios-mágico, creyente iluso. A dios templo, creyente de sacristía. A dios-sacerdote, creyente clericalista. A dios-sacrificio, creyente negociante. A dios obsesivo sexual, creyente reprimido. A dios-culposo, creyente culpable. A dios-triste, creyente de cara larga.
¡Qué panteón, Dios mío! Pero qué distinto es un creyente alegre, fecundo, audaz, servidor, orante, amigos de los pobres y humildes, libre de estructuras asfixiantes y cuestionador de la sociedad en favor del bien común. Qué lindo es conocer a un creyente amante de conocer más a su Dios, que no condena los errores ajenos porque reconoce su propia debilidad, que no juzga como dueño de la verdad sino que se declara buscador de ella como todos, capaz de sufrir con el que sufre y gozar desinteresadamente con quien goza, comprometido a amar a todos sin distinción, dispuesto a entregar vida por lo que cree y experimenta en el corazón propio y de su comunidad. ¿Te suena en qué Dios cree alguien así? Sí, el Dios de Jesús.

Emmanuel Sicre, sj

17 ago 2021

PROYECTO PARA HAWASSA

 

Nos llega una petición de ayuda del P. Juan Núñez misionero comboniano de la diócesis que se encuentra en Etiopía, nos hacemos eco de sus palabras a través de la última carta recibida.

Queridos amigos/as:
Os escribo a los que sé que seguís de cerca mis pasos y las vicisitudes por las que he pasado este último año con este cargo de Administrador Apostólico de Hawassa, que me viene grande. Para animarme a aceptar, el Nuncio me dijo que se trataba solo de unos “mesecitos”, que se pasaban volando. Ya está a punto de cumplirse el año y los potentes detectores de obispos no han detectado todavía ninguno que se asome por el horizonte.
Con todo, pronto o tarde, llegará. Según mis cálculos personales, no debía acabar el año de gracia 2021 sin que haya llegado. Quería, antes de abandonar Hawassa, dejar un pequeño recuerdo para esta diócesis de parte mía y de mis amistades. No he pensado en grandes proyectos, sino en un pequeño e idílico lugar que siempre he visitado con cariño. Es el llamado “eremitorio de Getsemaní”, un centro de retiros y encuentros de todo tipo, que un comboniano que ya murió, el P. Adelmo Spagnolo, abrió hace unos años en un lugar agreste junto al lago Hawassa.
Aprovechando las grutas naturales y las rocas y que se asoman al agua, hizo unas habitaciones de piedra para sí mismo y para los ejercitantes. Solo una pequeña capilla y dos cabañas de paja están construidas en un lugar más llano. Mientras él vivió, los encuentros y retiros eran casi permanentes, con gente que venía incluso de Adís Abeba. Desde hace unos tres años, el lugar quedó medio abandonado. Este año pasado, el agua del lago subió un metro más de lo habitual y dañó los fundamentos de las casitas, que ahora estamos restaurando. Yo recomencé a tener los retiros mensuales para los religiosos/as, que concluimos siempre con una comida fraterna con lo que ellos mismos traen.
Mi deseo y plan es renovar el centro y hacerlo de nuevo atractivo sin que pierda el carácter rústico que el P. Adelmo le dio. Para esta obra pido vuestra colaboración. Como no preveo que los gastos sean excesivamente grandes, la colaboración que pido es a medida de vuestras posibilidades sin tener que fijaros días de ayuno. Si algo sobra, pobres hay que vienen cada día a la puerta del Vicariato.

Los donativos se pueden depositar en la cuenta de los los combonianos en Madrid: 
Misineros Combonianos del Corazón De Jesús, 
c/ Arturo Soria, 101 28043 Madrid Tel 91 415 24 12
IBAN: ES61-0030-1459-0900-0005-6271

c/Arturo Soria 99, 28043 Madrid
especificando que es “para el P. Juan G. Núñez proyecto Getsemaní”

o, mejor todavía, directamente en nuestra cuenta del Vicariato:
DASHEN BANK, Hawassa Branch, Catholic Church of Hawassa
P.O.BOX 12, HAWASSA, Ethiopia.
Número: 5016018506019, SWIFT CODE: DASHETAA

DECIR "CREO"

Decir «creo» es decir arriesgo, confío, elijo, busco. Es decir, también, dudo, y espero, y salto al vacío. Es decir que mucho de lo que veo alrededor cobra más sentido si acepto que hay Dios. Decir creo es decir acojo, recibo y acepto. Y callar a menudo por todo lo que no comprendo.
Es aceptar que el Universo, el tiempo, el espacio, en su finitud, me invita a pensar en lo Infinito que lo envuelve, y que es Dios. Es vislumbrar que ese Dios no es infinita distancia, sino radical cercanía, que es presencia, y es amor, y es principio y fin.
Pero decir «creo» no es solo creer en Dios, sino también en el ser humano. Creer en nuestra capacidad de crear, de avanzar, de amar, de encontrarnos, de ser genios, de ser frágiles y poderosos. Es apostar por la capacidad última para plantar cara al mal con destellos de un bien profundo (en el que también creo). Decir «creo» es elegir el arduo camino de intentar comprender – aunque nunca lleguemos demasiado lejos en esa búsqueda–. Y es no conformarme con afirmaciones sin alma, con concreciones gastadas o con miradas a la realidad que convierten la fe en una chata ideología para destrozarse. Decir «creo» es decir amo, y sueño, y sufro, y me comprometo con aquello en lo que creo – porque si no, ¿qué fe sería esa?
Decir «creo» es decir que no soy el centro del mundo, ni siquiera de mi mundo.
José María Rodríguez Olaizola, sj.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...