25 dic. 2017

Están entre nosotros y no los vemos, los catequistas, esas personas muchas veces mayores, pendientes de la formación religiosa de nuestros niños y jóvenes, pues es a ellos a quien se dirigen sus esfuerzos prioritariamente, en una tarea pocas veces reconocida o valorada e ingrata en ocasiones.
¿Qué podemos decir entonces de los catequistas o delegados de la Palabra que realizan su tarea evangelizadora en los países de misión? Ellos cuidan y garantizan día a día la marcha de toda una comunidad, niños y adultos. El sacerdote va cuando puede, a veces una vez al año nada más y tiene la eucaristía, los bautismos y las bodas el resto del año son ellos, los catequistas los que mantienen vivas las comunidades.
“La iglesia en los lugares de misión gasta sus principales energías en formar responsables de las comunidades (catequistas o delegados de la Palabra); los reúne una o dos veces al año para capacitarlos en cursos y talleres y les acompaña en su vida de fe. Ellos son cristianos adultos y ejemplo de fe y de vida creyente: ¡CATEQUISTAS CREADORES DE COMUNIDAD! “
COLABORANDO CON ELLOS COLABORAS A QUE EL EVANGELIO SE EXTIENDA POR EL MUNDO TAL Y COMO JESUCRISTO NOS PIDIÓ.

18 dic. 2017

SEMBRADORES DE ESTRELLAS

OMP Madrid. En los días previos a Navidad se celebra Sembradores de Estrellas, una actividad en la que participan miles de niños en toda España. Además de dar voz a los misioneros y regalar en su nombre estrellas adhesivas por las calles, los niños aprenden el sentido profundo de la Navidad, alejado del consumismo de estas fechas. Esta iniciativa nacida en Madrid hace 40 años, cuenta con la presencia de muchos obispos que acompañan a los niños. Además, ha sido asumida por algunos misioneros españoles, que lo celebran más allá de nuestras fronteras.
La idea es única, pero en cada diócesis se desarrolla con creatividad. En Badajoz a la celebración del envío, se unirá una representación teatral. En Orense, los niños formarán una estrella humana en la Plaza Mayor. En Zamora, los niños posarán ante un photocall felicitando la Navidad a los misioneros zamoranos. "Lo importante", señalan desde la Delegación de Misiones de Madrid, "es recordar a los misioneros que hacen posible la Navidad en tantos sitios del mundo llevando el Mensaje de Jesús".

En la diócesis de Astorga, el eco de esta actividad es escaso aunque en Ponferrada hace ya muchos años que los colegios "Espíritu Santo" y " La Asunción" al que se ha sumado en los últimos años "San Ignacio" y niños de las parroquias de Flores del Sil y San Ignacio siembran de estrellas la ciudad y, en el caso de los niños de La Asunción visitan también la residencia de ancianos de Flores del Sil. Este año ya se ha realizado, han acudido mas de cien niños. 
También algunos pueblos se suman desde las parroquias, ojalá cada año sean más.

15 dic. 2017

Obispo de Dapaong, Togo

Es algo que tenemos que aclarar a menudo cuando nos dicen que la función de las delegaciones de misiones y de Obras Misionales Pontificias es ayudar a los misioneros a evangelizar y "nada más". Jesucristo evangelizaba y repartía pan y pescado. Evangelización y Caridad están unidos siempre. Estas palabras del obispo de Dapaong son la mejor muestra de lo que siempre hemos dicho, y la prueba de que la Iglesia tiene un sitio destacado para sus jóvenes. 
(Foto de Roberto Pestaña que en la actualidad se encuentra en Lomé - Togo)

OMPRESS-TOGO
“No se puede evangelizar sin más al que tiene hambre, al que tiene sed, al que está enfermo”
Mons. Dominique Banlène Guigbile, obispo de Dapaong, Togo, visitaba ayer la dirección nacional de las Obras Misionales Pontificias para agradecer el apoyo que recibe su diócesis de esta institución pontificia. Desde que se creara esta diócesis en 1960 – en aquel entonces como Prefectura Apostólica de Dapango – cada año las Obras Misionales Pontificias han enviado aportaciones tanto para el sostenimiento de la diócesis como para proyectos de todo tipo desde construcción de iglesias a pozos, pasando por ayudas a la infancia y a los seminaristas locales. Todo ello fruto de la generosidad de los católicos de todo el mundo con la Obra de la Propagación de la Fe – el DOMUND –, la de Infancia Misionera y la Obra de San Pedro Apóstol para las vocaciones en países de misión.
Mons. Guigbile ha compartido los desafíos que afronta a día de hoy su diócesis, en la zona más al norte de este pequeño y alargado país de África occidental. Una región de sabana, frontera con Burkina Faso.
Recordaba el obispo de Dapaong, que los obispos que le precedieron tuvieron que afrontar lo más urgente. Es un lugar pobre, y, por eso, como decía el primer obispo de Dapaong: “no se puede evangelizar sin más al que tiene hambre, al que tiene sed, al que está enfermo, al que no tiene acceso a la educación… sin afrontar estas necesidades”. Por eso, gran parte de la labor de la Iglesia ha sido la de crear escuelas, dispensario, pozos, centros de aprendizaje laboral para jóvenes.
Hoy la Iglesia de Dapaong está en un momento de transición. Está pasando de ser una Iglesia de misión a una Iglesia local. Agradecía por eso la labor del Instituto Español de Misiones Extranjeras, cuyos misioneros han dado verdaderamente su vida en Togo. Hoy ellos han terminado su misión y son los sacerdotes locales, las religiosas locales y los catequistas los que continúan su misión de evangelización y desarrollo. Por eso, el primer desafío que tiene la diócesis es encontrar los medios materiales para continuar con su misión de evangelización ya en manos de los fieles de Dapaong.
Contaba Mons. Guigbile, que en África, en general, y en Togo también, la mayor parte de la población es joven. Pero el porcentaje de jóvenes es incluso mayor en la Iglesia que en la población en general. El 53% de la población de Dapaong sigue las religiones tradicionales, pero son los jóvenes los que se acercan a la Iglesia, los que tras el catecumenado, un verdadero camino de fe, reciben el bautismo. El segundo desafío, por tanto, es organizar una sólida pastoral juvenil. Cada año, la diócesis adopta un lema que centra y aúna toda su labor. El de este año, precisamente es: “La Iglesia a la escucha de los jóvenes, los jóvenes al servicio de la Iglesia”. Será una oportunidad para reflexionar, trabajar y “escuchar” las propuestas de los jóvenes, que son mayoría en la Iglesia de Dapaong.
El tercer gran desafío, señalaba el obispo, el diálogo interreligioso. En Dapaong se vive en armonía y, sobre todo, entre católicos y musulmanes la relación es excelente. En las grandes fiestas cristianas, como Navidad y Pascua, el imán principal escribe una carta de felicitación a los cristianos. Lo mismo hace el obispo cuando llega el Ramadán y otras fiestas musulmanas. Mons. Guigbile explica que hay que mantener esta armonía, porque, como dice bromeando el imán de Dapaong, “aunque tenemos madres distintas, somos hermanos, hijos de un mismo padre, que es Dios”.

11 dic. 2017

P. Buenaventura Folgado González. D. E.P

Nos vais a permitir que demos una noticia con retraso. Probablemente muchos de vosotros conoceríais la noticia ya, pero en esta delegación nos hemos enterado hoy....
El 9 de junio falleció el P. Buenaventura Folgado González. Para los que no le conocisteis él era misionero. Llegó a ser canónigo de la Basílica Catedral de Arequipa, Perú.
Después de diez años de luchar contra la enfermedad (un ataque cerebro vascular ) que lo había dejado postrado en cama, entregó su alma al Señor.
El P. Ventura había nacido en 1925 en Abejera de Tábara, Zamora. Era misionero de la diócesis de Astorga. Había sido ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1949. Durante 68 años estuvo al servicio de la Iglesia y 50 de ellos como misionero en Arequipa.
Al padre Buenaventura lo quisieron trasladar a Lima por su delicado estado de salud, y fue entonces cuando notaron que su carnet de extranjero llevaba 40 años sin ser renovado, el sacerdote ya no pensaba en volver a España. Él supo amar a Dios sobre todas las cosas y darlo todo en el servicio al prójimo y a su Misión . D. E.P.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...