4 ago. 2013

REMEDIOS ARIAS - MISIONERA EN ECUADOR

Remedios es una mujer dulce, agradable y con sentido del humor.
Ella misma se presenta y nos cuenta como es su vida en Ecuador...
Me llamo Remedios Arias, nací en Valdefrancos un pueblecito cerca de Ponferrada. A los 17 años fui a trabajar a la Coruña, un familiar me puso en contacto con la congregación Mariana que llevaban los Padres Jesuitas y me sentí muy bien, participando en las actividades que allí se hacían, dentro de las cuales se encontraban los Ejercicios Espirituales de tres días que los padres organizaban para esta congregación mariana. Allí sentí la llamada del Señor para ser religiosa y por medio de una de mis compañeras conocí al Instituto Catequista Dolores Sopeña, al cual ingrese al año siguiente.

1. Algún recuerdo de tu infancia o juventud:
Soy la pequeña de cinco hermanos y tuve una infancia muy bonita. Lo que más recuerdo de mi niñez fue la preparación que tuvimos para la primera comunión, una de las cosas que no olvido fue el día en que nos explicó que todos somos hermanos, eso quedó resonando en mi interior y despertó en mí el deseo de ayudar, de servir, de hacer algo por los demás.

2. ¿Dónde estás ahora?
Me gustaría contarles tantos momentos de encuentro con las personas desde mi “ser religiosa”. Por ejemplo, en el tiempo que viví en República Dominicana recuerdo las visitas que hacíamos en barrios muy pobres y cómo las personas, desde lo poco que tenían, nos recibían con tanto cariño y agradecimiento.
En una ocasión encontramos un hombre tuberculoso abandonado por sus familiares a causa de la enfermedad. Junto a otra compañera, lo llevamos a un hospital donde fue atendido, y aunque no salió adelante, los últimos momentos de su vida los pasó acompañado por nosotras, a las que sintió como su familia.
Actualmente vivo en Ecuador y estoy a cargo de una casa de Espiritualidad, donde recibimos muchos grupos que buscan un espacio donde encontrarse con el Señor. Desde aquí, a través del servicio y la acogida me voy realizando en la vocación que el Señor me regaló.

3. Lo más fundamental en ti y para ti.
Nuestro carisma es “Hacer de todos los hombres una sola familia”, con este ideal revisto todo mi dinamismo y mi vida religiosa se podría resumir en la frase de San Ignacio “contemplativas en la acción”, pues es mi vida de oración la que sostiene todo el apostolado que realizo.

4. ¿Cómo es tu gente?
He aprendido mucho de su sencillez y de su fe profunda. Aquí la gente es muy sensible, no solo lo veo en las expresiones de fe que manifiestan, sino que acogen con gratitud cualquier gesto de cercanía que se les brinda.

5. ¿Algo especifico de tu vida o tu trabajo?
Como les contaba anteriormente, mi trabajo se desenvuelve atendiendo a las personas que asisten a la casa de Espiritualidad, en ella también acogemos otros grupos de formación en la fe. Además en la parroquia ayudo en el grupo de Cáritas, en ambas actividades, así como en todo lo que se me encomienda, procuro estar en postura de servicio y acogida. 

6. Elige una palabra y compártenos lo que te sugiere: tierra, agua, sol, Dios, absoluto, alegría, esperanza, naturaleza, pueblo (s), cultura (s), espiritualidad.
Alegría. Esta palabra me llena porque toda la vida nos está motivando para vivir alegres, aunque pasemos a veces por momentos difíciles. Siento que al basar mi alegría en Dios, que no pasa, que lo supera todo, que no caduca… mi alegría no se desvanece ante las dificultades.

7. La Biblia: Si te entrego una Biblia y te digo que brevemente me digas unas palabras, qué dirías:
Palabra viva de Dios que cada día ilumina los acontecimientos, porque al ser viva y eficaz puedo leer muchas veces un mismo pasaje, pero siempre tiene un mensaje novedoso para el momento que estoy viviendo.

8. Si tu corazón es tu mochila de viaje. En tu mochila de viaje habitualmente ¿qué procuras que no falte?
El amor que debe llenar todo nuestro ser y nuestro hacer.

9. Pobreza, pobrezas, empobrecidos o empobrecidas. Podías definir que es para ti la pobreza, cuales consideras las pobrezas más urgentes, ¿por qué hay hambre, violencia?
La pobreza no solo es material, existen pobrezas mucho más difíciles de superar, aquellas que tocan el interior de la persona, el no sentirse valorados por los demás e incluso por nosotros mismos y es ahí donde trabajamos, en los centros que llevamos en nuestro Instituto.
Porque hay hambre y violencia, porque los hombres no vivimos como hermanos y en vez de compartir, acumulamos, generando pobrezas que terminan en violencia.

10. Los otros. ¿Qué valoras más de los otros, que recuerdas con más cariño de lo vivido o lo aprendido? ¿a qué estas más agradecido?
En la vida comunitaria valoro la diversidad, el poder enriquecernos juntas y compartir nuestra fe, la que podemos transmitir en nuestros campos de trabajo.
Lo que recuerdo con cariño en estos años de vida religiosa es la gran apertura que he encontrado en los lugares donde he vivido, he tenido la oportunidad de ser como soy, de expresarme y sentirme acogida por mis hermanas, además de poder formarme cada día.

11. Sugerencias.
Quisiera expresar la alegría que he sentido en toda mi vida, al responder a esta vocación a la que Dios me ha llamado. Vale seguir al Señor y aunque, como todo, tienes sus momentos buenos y otros no tan buenos, es el camino que a mí me ha realizado como persona.
La lectura me gusta mucho, y siempre me han hecho bien los libros que he leído, ahora estoy leyendo “A cincuenta años del concilio” escrito por Jesús Espeja y me entusiasma y me plenifica la idea de llevar el Evangelio al mundo de hoy.
Y una película… últimamente vimos en comunidad “Clara y Francisco”, la última versión, y es realmente una maravillosa motivación para vivir como hermanos.
Ustedes hacen un bonito equipo y quisiera resaltar la importancia de trabajar en equipo, pues eso crea fraternidad. Gracias a Dios esto lo puedo palpar en mi comunidad.
Sigan adelante con todo lo que tienen entre manos. Me encantó como me han recibido, atendido y ayudado, no lo olvidaré nunca, muchas gracias y que Dios los bendiga.
Quisiera recordarles, que no se olviden de comunicarse con las personas, amigas y familiares que los misioneros tenemos en España, para que colaboren también con todo lo que ustedes hacen.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...