18 jun. 2012

Carta desde Bolivia

Testimonio de Isaac Núñez desde Bolivia. Isaac es sacerdote diocesano, natural de San Pedro de Trones,. Compartió su vida y su trabajo en las parroquias de Pombriego, las Ventas de Albares, El Proyecto Hombre, muy ligado a la Pastoral Obrera y a la Hoac. Seguro que conocido y querido por muchos de ustedes.

Compartimos este artículo que hemos pedido a Isaac, como subsidio y alimento para nuestro espíritu misionero diocesano. Queremos celebrar su alegría, su gratitud y la posibilidad de compartir la vida en medio de los empobrecidos. Gracias, Isaac, sabes que caminamos juntos.

Jesús es el Mesías Liberador, el único y verdadero Evangelizador

CON AFÁN DE EVANGELIZAR EN BOLIVIA…


"Llevo cuatro meses en Bolivia y me encuentro todavía en el momento de acercarme, conocer y puesta en marcha de mi tarea evangelizadora. Voy constatando que la realidad de Bolivia es muy específica. Su cultura tiene una gran relevancia indígena. Su religiosidad es arraigada, con una gran diferencia entre la práctica religiosa de los “blancos” y la escasa participación eclesial de los indígenas. Ello debido a la secular discriminación que estos han padecido y al abandono pastoral de las comunidades indígenas.

En el aspecto político, social y económico, Bolivia está viviendo un esperanzador “proceso de cambio” –así lo llaman-, impulsado por su presidente indígena, Evo Morales Ayma, y su partido, no exento de fuertes complicaciones. Económicamente, gran parte de la población vive en la pobreza, con alto índice de desnutrición, aunque en los últimos años se viene dando un crecimiento económico y políticas sociales de mitigación de la pobreza.

Conocer, valorar bien esta realidad y la psicología, los valores personales, sociales y religiosos de la gente lleva tiempo. Todo me resulta muy nuevo y diferente: actitudes, ritmos de vida, alimentación, clima…

Mi acción evangelizadora y pastoral se desarrolla en dos ámbitos: en CONTEXTO y en seis comunidades vecinales.

CONTEXTO es una institución de formación y “empoderamiento” de mujeres indígenas que, a su vez, dinamizan la vida de sus comunidades en salud, educación, economía -microempresas textiles-, atención a niños, a personas alcohólicas, y también animación pastoral. Hay organizaciones de mujeres en toda Bolivia, muchas de ellas ubicadas en comunidades campesinas originarias. Están fuertemente identificadas con el “proceso de cambio” del Gobierno. Se denominan “líderes sociopastorales” y quieren unir, como dicen, “lo técnico con lo evangélico”. Entienden el Evangelio de modo integral, abarcando también la dimensión sociopolítica. Y es aquí donde creo que estoy llamado a realizar un buen servicio evangelizador, impartiendo formación cristiana, animando su fe y su eclesialidad. Me desplazo a las comunidades indígenas cercanas a La Paz y a las diversas regiones de Bolivia. Colaboro en la presentación de la visión evangélica de la vida humana y de la acción social y política, para iluminar y configurar su intensa implicación sociopolítica.

Yo estoy procurando dar todo lo que soy y todo lo que tengo,
poniendo mi confianza y mi vida en las manos del Señor
El otro ámbito de evangelización son seis comunidades vecinales, asentadas en las empinadas vertientes entre La Paz y El Alto, a una altitud de casi 4.000 metros. Son más de 3.000 personas que se han ido asentando allí desde hace 40-50 años. Provienen del éxodo de las comunidades campesinas a la ciudad. Mi sorpresa ha sido constatar una realidad verdaderamente desértica a nivel de participación eclesial. No hay apenas núcleo comunitario eclesial. Disponemos de una infraestructura básica: capilla, vivienda, un taller textil, un centro de acogida y apoyo escolar.

No me encuentro solo -esta es una gran alegría-, sino arropado y acompañado, personal y pastoralmente, por CONTEXTO. Dos mujeres y un joven colaboran intensamente en la acción pastoral. He realizado una primera visita rápida a las familias, pero me he propuesto visitarlas de nuevo dedicándoles todo el tiempo que sea necesario.

Hemos iniciado las catequesis, con la ilusión puesta en el grupo de jóvenes y adultos de desarrollar un verdadero catecumenado, que llegue a conformar un núcleo de comunidad cristiana. Y, con la implicación de CONTEXTO, estamos dando los primeros pasos de una Misión, que se realizará en diversas fases durante unos cuatro meses.

Yo estoy procurando dar todo lo que soy y todo lo que tengo, poniendo mi confianza y mi vida en las manos del Señor. Jesús es el Mesías Liberador, el único y verdadero Evangelizador, al que nos vinculamos y nos ofrecemos para que Él actúe en nosotros y a través de nosotros. El Señor, además, “me da hermanos y hermanas”, una nueva familia que comparte conmigo vida y misión. Recibo especialmente la acogida, el cuidado y el cariño de Betty y sus dos hijos adolescentes, que me hacen sentir parte de su hogar.

¡Gracias, Señor, por la Buena Noticia que pones en nuestra boca y en nuestras manos al servicio de tus Pobres!"
Isaac Núñez, desde Bolivia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...