12 jun. 2014

“JUGAR A FAVOR DE LA VIDA Y EN CONTRA DEL TRÁFICO DE PERSONAS”

OMPRESS-BRASIL (10-6-14) 
En vísperas de la Copa del mundo, cuando los ojos de todos miran al “país del fútbol”, la Iglesia brasileña plantea un reto: defender la vida y denunciar la trata de personas. Mañana, miércoles 11, un día antes de la ceremonia de apertura, un equipo especial se reunirá en la Esplanada de los Ministerios, en Brasilia, para llevar a cabo una marcha. Los convocados son religiosos, sacerdotes, obispos, representantes de instituciones, movimientos y de la pastoral de Iglesia, para decir “¡Adelante, Brasil, salvemos la vida humana!” y dar un “olé” a la libertad.

La marcha, “Jugar a favor de la vida y en contra de la trata de seres humanos”, está promovida por la Conferencia de Religiosos de Brasil (CRB), a través de la Red Un Grito por la Vida y está siendo organizada desde mayo en colaboración con el Departamento de Seguridad Pública del Distrito Federal de la capital brasileña y la Archidiócesis de Brasilia.
La preparación del evento se completó en la tarde del martes 3, en la sede de la CRB nacional, con la participación de representantes del Centro Cultural Misionero (CCM); Obras Misionales Pontificias (OMP); Sector de Pastoral Vocacional, Movilidad Humana, Grupo de Trabajo sobre trata de personas de la Conferencia Episcopal de Brasil; Un Grito por la Vida de CRB Brasilia, el Consejo Indígena Misionero (CIMI) y asesores ejecutivos de la CRB nacional. La delegación alemana de Adveniat también participará en la marcha.
“Toda manifestación a favor de la vida debe ser apoyada y como miembro de la Junta Directiva de la CRB nacional, represento a muchos religiosos y nuestro apoyo quiere representar la fuerza de estos consagrados y consagradas… que lleva este mensaje a favor de la vida”, dijo el hermano Joaquim Sperandio, religioso marista, de la directiva de la CRB.
Para la presidenta nacional de la CRB, Sor Maria Inês Ribeiro, la realización de esta caminata en Brasilia será un incentivo para que Brasil entero reflexione sobre el tema. “Que Dios bendiga esta marcha de mañana día 11 para que 'suene el silbato’, y animemos a participar a todos los religiosos de Brasil en cada ciudad sede de la Copa, para concienciar y denunciar este crimen”, dijo.
Sobre el peligro de persecución religiosa o amenazas, la presidenta declaró categóricamente que si los religiosos tienen miedo, no están viviendo su vocación. “Nuestra vocación es ser testigos de Jesucristo y Él dio su vida hasta las últimas consecuencias, asumiendo el desafío de su misión”.
Esta marcha pretende reunir el mayor número posible de participantes con el propósito de llamar la atención sobre el problema del tráfico que afecta a miles de familias en Brasil y en el mundo y que en grandes eventos tiende a crecer. El programa prevé un homenaje en memoria de los niños, adolescentes, hombres y mujeres que murieron o desaparecieron como víctimas de este delito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...