28 abr. 2015

La Congregación de Santo Domingo de Granada en Ucrania

OMPRESS-UCRANIA (28-04-15) 
La Misión “María Madre de Dios” de la Congregación Santo Domingo de Granada, en Ucrania, ha recibido un reconocimiento de parte del gobierno de ese país, por su trabajo y entrega en favor de la educación de los niños.
Según el certificado de reconocimiento, firmado por el ministro ucraniano P. Rozenko: “El Ministerio de Política Social de Ucrania expresa su sincera gratitud a la Misión ‘María Madre de Dios’ de la Congregación Santo Domingo, Granada, España, en Ucrania, de la Iglesia romano-católica.
Por la importante aportación en la realización de la política estatal con relación a la recuperación y descanso de los niños, por el trabajo de tantos años organizando dicha recuperación y vacaciones de grupos de niños en el extranjero, y por la actividad social en el campo de la protección social de los niños.Les deseamos que sus obras benéficas sigan favoreciendo el desarrollo y la educación de la generación que está creciendo y que es el futuro de nuestro país”.
Por otro lado, las hermanas galardonadas con este reconocimiento, Antonia, María Jesús y María Mayo, transmiten desde allí su alegría: “Queridos amigos: Queremos haceros partícipes de nuestra alegría por este reconocimiento que el gobierno ucraniano nos ha dado. Algo insólito, en años atrás, pero ahora las cosas están cambiando y, aunque con mayores penurias por tanta guerra absurda y cruel, la nueva Ukraina va tomando otros rumbos mas humanos y modernos. Os saludamos y agradecemos siempre vuestra colaboración y oraciones”.
Las hermanas de la Misión “María Madre de Dios” se encargan de la Casa de los niños en Dim Ditey, un centro extra escolar interreligioso, único en la diócesis y en Kiev, cuyo objetivo es, “prevenir” el problema de marginación social de “niños de la calle”, por medio de la acogida en el centro fuera del horario escolar, de la educación integral en la fe y valores cristianos y humanos, actividades recreativas dirigidas.
“Nuestro ideario tiene como base los cuatro principios pedagógicos propuestos por la Unesco: aprender a: conocer, hacer, convivir y ser, que corroboran los que definen nuestra institución, siguiendo la herencia de nuestra fundadora Madre Teresa Titos Garzón: aprender a ser, cultivar la inteligencia, educar el corazón, adiestrar las manos.
Este ideario implica a la familia, en concreto a las madres que actúan como voluntarias en las tareas de ayuda al comedor, limpieza y ellas reciben ayuda en necesidades concretas, formación y clases de actividades manuales.
Compartimos la vida con este pueblo sufrido, tenaz, valiente e ilusionado por construir su propio país soberano, como democracia perteneciente a la unión europea, soportando injerencias que no permiten el desarrollo de una sociedad en paz, pero que sacan lo mejor de ella cooperando con los miles de desplazados y la colaboración sencilla y continua de cada día para hacer llegar la ayuda a los civiles de los territorios en guerra”, señalan las hermanas.
Nota de la delegación de misiones de Astorga
Dos de las tres religiosas de esta congregación que ejercen su misión en Ukrania son de origen astorgano: Antonia Estrada que lleva ya muchos años y María Mayo que dejó su misión en Congo para ayudar a estos niños en riesgo de exclusión social. Todas trabajan sin descanso, y cuando vienen aquí en vacaciones siguen trabajando pidiendo ayuda para sus niños. Hace poquitos días hemos sabido que el grupo de Cáritas - Misión de Los Valles - Tábara, Corintios XII  les habían enviado fondos para la calefacción, pero no han sido los únicos, ni serán los últimos. Nos llenan de orgullo 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...