26 ene. 2015

Anastasio Gil, en la entrega de premios del Concurso de Cuentos

El pasado 24 de enero se entregaron los premios del Concurso Nacional de Cuentos de Infancia Misionera, patrocinado por la Editorial PPC, en el Hospital San Rafael de Madrid. Cuatro niños de diferentes diócesis españolas -Ourense, Vitoria, Zamora y Valencia- recibieron un merecido reconocimiento por haber expresado a través del cuento el carisma de Infancia Misionera.
Carmelo Alvariño, solo es un niño; quiere ser misionero y llegar al mundo entero repartiendo cariño”. Así comienza el cuento ganador del certamen, que tiene forma de rap. Desde Ourense, Carmelo ha recorrido muchos kilómetros para poder recibir un ordenador portátil de la mano de Anastasio Gil, director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP). Por su parte, Andrea Prieto García ha viajado con sus padres desde Vitoria para recoger el segundo premio. Adrián Fernández Ucero y Carmen Sánchez también lo han hecho desde Toro (Zamora) y Valencia respectivamente.
El acto, moderado por Montserrat Vilaseca, directora de la revista Gesto; contó con la intervención de Boni Ofogo, cuentacuentos camerunés, que ha recitado uno de los relatos finalistas y ha amenizado a todos los niños con un cuento tradicional africano. A continuación, se entregaron los premios de la mano de Anastasio Gil, José Beltrán –director de la revista Vida Nueva-, Alberto Cisneros –misionero en Nicaragua-, y Rafael Santos Barba -representante del Jurado-. El coro del colegio de Nuestra Señora de las Delicias ha cerrado el acto con la interpretación de tres obras: Vuela vuela; Corazón de María y Alma misionera.

“Los niños ganadores representan a todos los niños de Infancia Misionera”, ha afirmado Anastasio Gil al clausurar el acto. “En Carmelo, Andrea, Adrián y Carmen están presentes todos los niños que se sienten misioneros”. El director de OMP ha agradecido a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios su disponibilidad al ofrecer sus instalaciones para la entrega de premios. “Este es un lugar emblemático, por su actividad misionera y su labor con la infancia”, ha apostillado. También ha agradecido al colegio Nuestra Señora de las Delicias su participación, y ha asegurado que representan a su vez a los miles de colegios que mantienen viva la llama de Infancia Misionera, una iniciativa que empezó en 1853 de la mano del monseñor Forbin Janson, quien, ante las necesidades de la Infancia en China, implicó a los niños en la acción misionera de la Iglesia.
(OMP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...