22 jul. 2013

JORNADA DEL MISIONERO DIOCESANO EN SAN MIGUEL DE LAS DUEÑAS


Para la mayoría traspasar los muros  del convento, fue casi una aventura. 
Cuando entramos, el grupo Kilela de San Miguel nos había preparado un café con dulces en el claustro del convento que es donde se desarrolló la mayor parte de la jornada.  
Tras degustar el café y  los dulces que elaboran las hermanas y alguno más,  el Sr . Obispo agradeció su acogida a la abadesa en nombre de la comunidad religiosa del convento de San Miguel, dio la bienvenida a los misioneros asistentes, a los sacerdotes y a todos los que quisieron estar este día acompañándonos. Luego intervino la madre abadesa quien también agradeció nuestra presencia y nos dio la bienvenida.

Después empezaron las presentaciones y la exposición de experiencias. Los misioneros,  con la humildad que les caracteriza nos hablaron de sus tareas pastorales, humanas, sociales, de sus inquietudes y problemas. Ellos y ellas son lo que hoy en día denominamos “polivalentes”, son maestros, enfermeros, catequistas, cocineros… toda tarea es poca, y a pesar del cansancio se sienten privilegiados y “evangelizados” como decía la Hna. Elvira Trigal. Agradecieron que nos acordemos de ellos, puesto que se reconocen parte de la Iglesia Diocesana y nuestro recuerdo les hace sentirse enviados y respaldados en su misión y en su vocación.
Mas tarde, el Sr. Obispo en su homilia nos recordaba que “la mies es mucha y los obreros pocos”,  y pensamos que realmente poco han cambiado las cosas… lo decía Jesús entonces  y hoy en día sigue siendo la misma realidad.
El P. Aquilino Mielgo nos hablaba de que la Iglesia y los cristianos debemos ser los últimos entre los últimos, que debemos trabajar por los desheredados y ser una Iglesia que sirva como hacen los misioneros. Que se debe trabajar para educar el alma de los niños y darles capacidad de defenderse y progresar.
Don Celestino Mielgo, párroco de San Miguel presentó el trabajo del grupo de Cáritas y Misión “Kilela” de San Miguel, a los que debemos agradecer  sus esfuerzos para hacernos sentir a gusto, por preparar la comida para las mas de cien personas que nos reunimos allí , y que , por cierto, estaba muy rica, y por su compañía . 
Tras estas intervenciones fueron muchos los que quisieron aportar su grano de arena, entre otros , las hermanas del convento y algunas jóvenes hermanas de África que lo visitaban en estos días , ya que el domingo profesaron dos de ellas.
Gracias a las hermanas que nos abrieron las puertas del convento y nos acogieron entre sus muros.  GRACIAS a todos los que acudisteis, a los que quisisteis pero no pudisteis asistir, y fundamentalmente,  GRACIAS a nuestros misioneros.
Este día es la ocasión en la que intentamos que la diócesis tome un contacto mas directo con algunos de sus mas de 460 misioneros. Este año nos acompañaban misioneros. de Chile, Costa de Marfil, República Dominicana, Méjico, Mozambique, Uruguay…la Hna. Genara Santos, Teresa Llamazares, las hermanas Esther y Felicidad Natal, Jovita Morán, Mª  Jesús del Riego, Los padres Gregorio, José Luis y Aquilino Mielgo. Lamentamos que algunos no pudieran asistir, otro año será. La próxima convocatoria se realizará en La Bañeza. Esperamos que puedan acudir muchos más.












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...