26 sept. 2013

CAMPAÑA DOMUND 2013

El cartel que para la jornada del DOMUND presenta una imagen que en sí misma evoca el sentido misionero de la vida cristiana. El Santo Padre besando el pie de una “persona”, de cada uno de la humanidad. De su pecho cuelga una cruz, la Cruz pectoral. El beso de amor y misericordia es el mejor icono de la vocación misionera que afecta radicalmente a cada bautizado: “Para cada cristiano, para toda la Iglesia, esta no es una misión facultativa, no es una misión facultativa, sino esencial. Como decía san Pablo: «Predicar el Evangelio no es para mí ningún motivo de gloria; es más bien un deber que me incumbe. Y ¡ay de mí si no predicara el Evangelio!» (1 Co 9, 16). ¡La salvación de Dios es para todos! no como un aspecto secundario de la vida cristiana, sino como un aspecto esencial: todos somos enviados por los senderos del mundo para caminar con nuestros hermanos, profesando y dando testimonio de nuestra fe en Cristo y convirtiéndonos en anunciadores de su Evangelio”. Este gesto y sus palabras bien pueden resumirse en esta afirmación esta convicción “la naturaleza misionera de la Iglesia no es proselitista, sino testimonio de vida que ilumina el camino, que trae esperanza y amor” (4). Siempre debemos tener el valor y la alegría de proponer, con respeto, el encuentro con Cristo, de hacernos heraldos de su Evangelio, Jesús ha venido entre nosotros para mostrarnos el camino de la salvación, y nos ha confiado la misión de darlo a conocer a todos, hasta los confines de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...