25 abr. 2016

LA INFANCIA DIOCESANA REUNIDA NUEVAMENTE


No fuimos tantos como en otras ocasiones  debido a lo desapacible del tiempo, pero aún así, casi 300 niños y más de cien adultos nos dimos cita el sábado 16 para celebrar la jornada de convivencia de los niños de la Infancia Misionera .
La lluvia se detuvo justo en los momentos en que fue más necesario, en nuestra “peregrinación” a la basílica y “el jubileo” de los niños,  que acompañando al Sr. Obispo cruzaron la puerta del perdón bellamente decorada por los organizadores de este año (la comunidad escolar del colegio de San Ignacio) y que participaron en la oración como sólo los niños saben hacer, con espontaneidad y entusiasmo. El obispo pidió a los niños que salieran a dar “gracias” y muchos salieron y las dieron… por sus padres, sus amigos y por las cosas más graciosas.

Tampoco llovió cuando nuestra caravana testimonial bajó andando hasta el colegio de San Ignacio, ni mientras los niños participaban en  los juegos de “la Ginkana de la misericordia”.
La comida, de bocadillos y compartida fue un tiempo en el que pudimos intercambiar impresiones con sacerdotes, padres, profesores y niños. Todos coincidieron en que les había encantado la sencillez y cercanía de Mons. Juan Antonio quien nos acompañó en todo momento y prestó su mejor sonrisa y su atención a todos los niños y mayores que se le acercaron. Todos los que quisieron, se hicieron fotografías y “selfies” con él que posó de buen grado.
En el festival participaron prácticamente todos los grupos, incluso los que llevaban pequeñas representaciones, todos cantamos, bailamos y disfrutamos del espectáculo.
Ojalá en próximas ediciones se sumen más grupos. Esta cita diocesana de los niños es también punto de encuentro de mayores, todos tienen cabida, es un día de reflexión y sensibilización de nuestros niños hacia la misión, pero también  de fiesta por nuestros misioneros.
Como siempre tenemos que agradecer a los organizadores, el colegio de San Ignacio, sus profesores y equipo directivo, a la parroquia de la Encina, al personal del albergue de los peregrinos,  a los colegios y parroquias asistentes, a la policía municipal, y a todos aquellos que se  esforzaron por hacer que los niños tuvieran un gran día.













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...