4 jul. 2016

Se fue Aquilina, excelente monja, buena cocinera.

Otro misionero diocesano , D. Manuel Díaz Álvarez, quien lleva años en Venezuela , nos habla de Aquilina (Inmaculada) Fernández Viñambres, misionera concepcionista fallecida...
Conocí a Aquilina cuando trataba de poner orden, con gestos y palabras poco menos que radicales, en uno de los más prestigiosos colegios que las Concepcionistas tienen en Maracay, Caracas. Y luego di cristiana sepultura a una de sus hermanas en Calamocos.
Aquilina nació en este pequeño pueblo de El Bierzo, aunque ella siempre insistía en que era de San Román, por el patrón. No todos se quedaban sin chancear en sus narices si les decía que había venido al mundo en Calamocos. Cumplió ochenta y cuatro años hace tres meses y se nos fue al Reino hace uno.
Después de trabajar muchos años en Japón, los superiores la destinaron como misionera a Venezuela en 1.961. Ella misma insistía en decir que no servía como maestra porque se dejaba llevar por el rigor, pero gozaba "un puyero", como decimos en Venezuela, cocinando para sus hermanas, manejando la fotocopiadora o atendiendo las porterías.
El último año le toco subirse a una silla de ruedas. Su mortificación no nacía de su postración física, sino de ver a sus hermanas pendientes de ella. "Cuando me vaya tú podrás tener todo el tiempo del mundo para "hacer lo tuyo", le había dicho a Angelines, otra monjita menuda de la que escribimos algo en Día 7, de Vecillas de La Vega y misionera y Vicaria Parroquial en zonas muy marginales de Caracas, "Le molestaba molestar, nos acaba de decir". Una misionera diocesana que se nos fue con el fardo lleno de dones, experiencias y maduros frutos.

Manuel Díaz Álvarez- Caracas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...