22 oct. 2013

HOMENAJE A UN MISIONERO

Próximos a terminar el mes de las misiones, seguimos en nuestro empeño de dar a conocer a nuestros lectores la gran cantidad de hombres y mujeres comprometidos con la fe y la caridad con los que cuenta esta diócesis, aún nos quedan en el "tintero", muchos nombres poco a poco se los daremos a conocer todos. Hoy le toca el turno al P. Gregorio Tomás.

Extraído del diario digital “Tu Voz – Tábara, Alba y Aliste”.
 Por Santiago Andrés Fresno

“ …. el Excelentísimo Ayuntamiento de Faramontanos de Tábara, rindió un afectuoso y entrañable homenaje a su ilustre hijo, R. P. Gregorio Tomás Román O.S.A. que ha sido galardonado en Colombia con la Cruz de Isabel La Católica, en grado de encomienda, por Su Majestad D. Juan Carlos I Rey de España, a manos de su Embajador el Dr. Nicolás Martín Cinto.
 Esta Orden, otorgada, entre otros, a aquellos ciudadanos que sirven excepcionalmente, en nombre de España, a territorios americanos y ultramarinos, se constituye, en esta ocasión, en reconocimiento a la vida y obra del Padre Gregorio Tomás quien ha desempeñado en Colombia desde 1975 varios cometidos como Educación, Misionero entre otros y sin olvidar el Arte, como gran pintor que es.
 ​ Su labor como misionero comienza en el año 1975 con su llegada a Colombia, cuando fue destinado a Bojacá, cuna del Santuario de la Virgen de la Salud, que día a día recibe miles de peregrinos en busca de sanación espiritual y corporal. Allí ha sido recordado, hasta el día de hoy, por su jovialidad y acogida a los campesinos y provincianos de este pueblo de Cundinamarca.
 Más tarde es trasladado a la capital del país, Bogotá, donde ha llevado a cabo su acción evangelizadora en la Parroquia Santa Mónica, esmerado siempre por atender a personas necesitadas de Bogotá, donde dedicó, además, una buena parte de su vida a la pastoral educativa.
Los méritos, hay que reseñar que no han sido pocos y aunque para mencionar aquí su larga trayectoria serían necesarias varias páginas, cabe destacar que su vida ha estado dedicada en cuerpo y alma al servicio de los colombianos, y que su incansable trabajo por la promoción de la justicia, la educación y el arte, manera particularísima de asumir la realidad de la sociedad capitalina y latinoamericana, han marcado su vida dejando huella allí por donde ha pasado.
 En el campo de la educación, cabe destacar su labor como rector de dos colegios de tradición y reconocimiento nacional, los Liceos de Cervantes, obra que, además, conjugó con el trabajo por la Fundación “Ciudad de Dios”, institución de beneficencia para niños y jóvenes en situaciones especiales de dificultad, que hace ya algunos años nació en Bogotá bajo sus auspicios y hoy día consolidada por el empeño mancomunado de la Provincia Nuestra Señora de Gracia y el trabajo esmerado de Fray Gregorio Tomás Román.
El empeño de servir a la comunidad colombiana ha redundado en beneficio de la educación de jóvenes colombianos y se ha prolongado hasta hoy en el ejercicio de la dirección de la “Fundación Universitaria Cervantina San Agustín”, que regentan los Frailes Agustinos de Colombia, con el objetivo de formar a los jóvenes en teología y especialmente en Patrología y la búsqueda de la excelencia académica partiendo de una formación crítica que afiance la conciencia, la responsabilidad social, cívica y el compromiso a las soluciones de los problemas nacionales mediante acciones y procesos de investigación y proyección social.
 ​Todo esto que acabamos de mencionar, además nos lo ha dejado plasmado en el prolífico número de obras pictóricas que han nacido de sus manos; porque esta extensa obra pictórica, no es sólo una muestra simple de la raza americana, de una “Colombia Indígena”, sino grito de protesta contra las injusticias sociales, la desigualdad, la violencia y el desprecio por los menos favorecidos, campo éste en el que ha luchado fervientemente.
 Por esta razón, cabe destacar las publicaciones surgidas a partir del análisis de su obra, la primera de las cuales constituye un trabajo monográfico acerca del mensaje filosófico que contiene su arte, titulado “Descripción de la obra pictórica del Padre Fray Gregorio Tomás Román, O.S.A., en los años 1975 a 2008 en Bogotá-Colombia. Analizando la intencionalidad de su obra, desde una perspectiva estética-filosófica”, además de la reconocida publicación sobre su vida y obras pictóricas titulada: “Una vida, un proyecto, una obra: 50 años de vida Sacerdotal, Padre Fray Gregorio Tomás”, editado por Publi-editores en el año 2010.
 Por todas estas razones, Elvira Monteso, Alcaldesa de Faramontanos de Tábara y toda la Corporación, han tenido a bien Homenajear a su ilustre hijo, con un emotivo y cariñoso acto. Por sorpresivo e inesperado para el homenajeado, le incapacitó para expresar la inmensa alegría de semejante recibimiento por parte de todos los vecinos, que agradeció a su Alcaldesa y a todo el pueblo y manifestó el deseo de seguir donando obras para que se haga un museo, es la forma que él entiende de devolver a su pueblo tamaño cariño.
 El homenaje comienza con una misa, cantada por el coro local “La Turiela” y en el cual, D. José Miguel, Párroco de Villanueva del Campo y antiguo alumno en Valencia de D. Juan del P. Gregorio, le dedicó un recuerdo entrañable de aquella época.

A continuación, Una comida de protocolo donde la Corporación agradeció al P. Gregorio haber dejado tan alto el listón de este humilde pueblo.
Ya por la tarde y con la asistencia de todo el pueblo, Elvira Monteso, agradeció públicamente al P. Gregorio Tomás las atenciones que durante tantos años ha tenido para con el pueblo, donando innumerables obras que prometió catalogar y reunir en un museo para perpetrar su obra y la de otros agustinos también del pueblo que asimismo han donado algunas obras. La alcaldesa está segura que donarán para enriquecer a este humilde pueblo.
A continuación se proyectó un vídeo que hacía un repaso por la vida y obras del P. Gregorio Tomás, que avivó los recuerdos de su niñez y la imagen de sus familiares ya desaparecidos y fue tal su emoción que no consiguió decir una palabra para expresar el agradecimiento y tanto agasajo en día, para él, tan importante.
La velada terminó con un recital de canción folklórica y de la tierra a cargo del grupo de Zamora “Santarem”
Y ya para terminar, la Alcaldesa hizo un recorrido por las últimas obras hechas en el pueblo para que el P. Gregorio pudiera apreciar la diferencia de cuando él correteaba por aquellas calles. El Nuevo ambulatorio, el centro socio-cultural, el tanatorio y los jardines y parques. Al final, un día inolvidable, por lo emotivo y cariñoso, que el P. Gregorio Tomás, tardará en borrar de sus retinas y a los vecinos les sucederá lo mismo.”


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...