18 sept. 2014

ROQUE DE MONTPELIER Y MIGUEL PAJARES

El 16 de agosto es una de las fiestas más populares y extendidas de todo el verano y de todo el año…lo saben bien quienes trabajan y viven del espectáculo. Junto con el día 15 cuelgan muchas veces el cartel de no hay billete…

Este año para mí ha tenido sabor e identidad especiales…A Roque de Montpelier, se le conoce como San Roque, se le representa con un perrito lamiendo sus llagas… aquel joven peregrino que, habiendo quedado huérfano, llevó el mensaje del evangelio hasta el final y distribuyó todos sus bienes entre los pobres, para después salir peregrino hacia Roma en busca de nuevos encuentros con Jesús. Y le encontró en Italia, pero no en Roma, sino en los apestados de Acquapendente y otros pueblos limítrofes italianos. Contagiado por la enfermedad entrega su vida…

En la primera quincena de agosto los medios de comunicación se hacían eco de los estragos del virus del ébola en Liberia, situación conocida por la denuncia de algunas ONG. Prensa, tertulias, debates…machaconamente manejan la noticia que un religioso, padre, hermano Miguel Pajares, puede estar contagiado del virus y va a ser repatriado…

La misma historia, distintos escenarios separados por varios siglos y unidos por el dolor y el sufrimiento de las personas….Miguel como Roque entendieron que el sueño de las personas es la felicidad y no el sufrimiento. Con la misma mirada en los ojos y semejante sensibilidad en el corazón vivieron y compartieron el destino de quienes están en una situación de alto riesgo.

Entre las muchísimas cosas que se escribieron estos días ha caído esta joya en mis manos, que agradezco profundamente a su progenitor…a pesar de que no lo conozco…y que con respeto y admiración trascribo, él la titula “la mentira del cura”:

“Yo soy ateo. No agnóstico. Ateo. O sea estoy convencido de que los curas se pasan la vida creyendo en una mentira. Creo, además, que toda mentira es dañina. Y de sobremesa en sobremesa exhibo con arrogancia mi materialismo. Pero la coquetería me dura hasta el preciso instante en que me entero que un misionero se ha dejado la vida en Liberia por limpiarle las pústulas a unos negros moribundos. Entonces me faltan…… para seguir impartiendo lecciones morales. Principalmente por lo aplastante del argumento geográfico. Él estaba allí con su mentira y yo aquí con mi racionalismo” Para mí este texto es una joya, valoro, respeto y admiro a quien lo haya concebido.

Lamento la muerte martirial de Roque y de Miguel, ¡ojalá ambos hubieran tenido muchos años para hacer lo que querían…!su felicidad era ser para los otros y luchar contra las lacras, llámense enfermedad, ébola, sida, drogas, fronteras, emigración, vallas, prostituciones, violencia de género, persecuciones, corrupción, desahucios, dictaduras, materialismo, economía de mercado…

Me gustaría que cada uno apelara a su Dios o a su racionalismo…y todos a la conciencia personal y colectiva, al deber de las autoridades, gobiernos, iglesias, religiones, instituciones…y gritáramos con los empobrecidos….este no es mundo que queremos, tenemos derecho a la felicidad y por lo tanto a la ESPERANZA.

Julio Falagán - Delegado Diocesano de Misiones de Astorga.
(Día 7)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...