3 feb. 2015

Murió Fray Alfonso


En abril de 2014 la revista Día 7 publicó este pequeño artículo dedicado a él y firmado también por D. Manuel Díaz, hoy con tristeza  debemos comunicar su fallecimiento, tras una vida dedicada en cuerpo y alma al servicio de Dios y de la Iglesia. DEP fray alfonso.

MURIÓ FRAY ALFONSO

En este mismo semanario dábamos a conocer, a grandes rasgos, la apasionada, simple y saludable vida misionera de Fray Alfonso de Villanueva de Jamuz. El santuario de Fátima y la iglesia de Santa Marta fueron testigos de su casi vida eremítica durante las escasas vacaciones que se tomaba en su tierra...El nueve de enero, casi con la escoba en la mano, acicalando el monumental templo de La Chiquinquirá, en Caracas, sede central de los capuchinos y lugar de peregrinaje y penitencia para muchos caraqueños, fray Alfonso decidió dejar en paz a los malandros que le robaban descaradamente las escasas monedas de las alcancías y tuvo tiempo para poner a buen resguardo el pesebre que todos los años montaba con mimo y gusto.
Fray Alfonso iba para los noventa y tres de vida, sesenta y cuatro de religioso y sesenta de misionero en Venezuela. Quiso ser Hermano Lego, a pesar de haber cursado con éxito la carrera de veterinaria en León y tener muchas posibilidades de ascender en el ejército. De ese modo, ataviado siempre con la cogulla capuchina, hacía el mercado para los demás frailes, barría la iglesia y hasta segaba el césped del jardín como le enseñaron de niño en su pueblo.
Fray Alfonso sólo salía de sus casillas cuando recriminaba la vida desasosegada y viciosa de los jovenzuelos que dormían, fumaban y bebían  bajo los soportales de su consentida iglesia. y cuando se sentaba ante el televisor para ver a su equipo favorito, el Real. Murió con la misma simplicidad de cada día y haciendo lo posible para no perturbar la rutina de nadie. A pesar de lo cual las naves amplias del templo se llenaron de niños, jóvenes y ancianos que gozaban viendo su figura enjuta de capuchino cercano y austero, piadoso y realista, amable y firme. Un diocesano ejemplar que se nos va a cosechar lo que sembró.
Manuel Díaz Álvarez.
(Extraído del Día 7)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...