15 sept. 2015

I PARTE : Santa Emilia de Rodat

La H. Rosalía Marcos,es misionera de nuestra diócesis,  natural de Gavilanes del Órbigo , se encuentra realizado su misión evangelizadora en Bolivia. Hoy vamos a transcribir su última carta, como es un poquito larga lo haremos en dos partes.

.... Empezaré por darles a conocer brevemente algo sobre nuestra Congregación de Hermanas de la Sagrada Familia de Villefranche de Rouergue y de nuestra fundadora, ya que nuestra misión es la misma que soñó ella, Santa Emilia de Rodat.
En momentos de cambios políticos y sociales rápidos, de tensiones entre las diferentes clases sociales estalló la Revolución Francesa.
En esa realidad social, hace más de 200 años, un 6 de septiembre de 1787, nacía en Druelle, Francia, una niña a la que le pusieron el nombre de María Guillermina, Emilia de Rodat.
Desde pequeña captó los ejemplos de su familia y empezó su labor humanitaria con los pobres. Toda su infancia estuvo animada por un profundo amor a Dios y a los pobres.

Después de un periodo de crisis durante su adolescencia, vivió una nueva experiencia del Dios vivo. Ella misma decía: “A los 16 años conocí a Jesucristo y me cautivó”. Desde entonces, Emilia inició una búsqueda incansable para descubrir el camino por donde la quería llevar Dios. Hasta que un día llegó la voz de Dios, tajante como un dardo; una voz que orientó su vida definitivamente. Así lo cuenta ella misma:
Visitaba a los pobres de la localidad, esperando que Dios me diese a conocer lo que quería de mí. Un día encontré varias señoras en casa de una enferma; hablaban de sus pobres  hijos que crecían en una ignorancia total y en el olvido de Dios, porque no tenían los medios para instruirlos... Estas palabras fueron como un dardo que atravesó mi alma. Les dije que me enviaran a sus hijas, que yo misma me
encargaría de instruirlas y prometí entonces a Dios, en mi corazón, todo lo que dependiera de mí para fundar en Villefranche un establecimiento dedicado a la instrucción de las niñas pobres. Seré la educadora de los pobres.
Nacía así la Congregación de la Sagrada Familia el 3 de mayo de 1816. La realidad de los pobres y la pasión por estos hermanos más desfavorecidos la llevan por caminos insospechados. Abre sus ojos y su corazón para abarcar el inmenso horizonte de necesidades: Huérfanas que acoge en su casa, enfermos que visita ella o sus hermanas, niños y jóvenes de la calle, los que no tienen trabajo, los obreros de las minas, los presos, las prostitutas...
Lo más llamativo no son quizás sus actos, sino sus actitudes frente al dolor y la adversidad humana. El corazón tierno y misericordioso del Padre Dios es el que va modelando su propio corazón y haciéndolo cada vez más próximo, sensible, comprensivo y misericordioso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...