14 jul. 2012

Astorga: intercultural y globalizada


Julio Falagán
Delegado de Misiones
Globalización, interculturalidad, dialogo interreligioso, son algunos de los fenómenos que definen al mundo actual. Los misioneros y misioneras, son el exponente más claro del fenómeno de la interculturalidad, del diálogo interreligioso y globalización de las iglesias locales de la cristiandad europea.
En un mundo sin fronteras, aunque con barreras, las personas que optan por vivir y compartir con otros pueblos y culturas, se convierten en embajadores de lo propio y receptores de lo ajeno. El proceso de inculturación te lleva a conocer, valorar y sumergirte en la vida, la cultura, la pasión de un pueblo que nunca has conocido. Este proceso exige el conocimiento del medio y de la historia, desde la simpatía por sus gentes, y la opción por respuestas semejantes a las preguntas planteadas en el ámbito local. Calzarse las botas de los nativos es indispensable para acercarse a la realidad que se pisa.
El misionero es siempre una persona sentado en dos sillas, comparte lo que tiene y recibe lo que le ofrecen. Nunca se puede abandonar totalmente las herramientas que la vida te ha ofrecido y sólo se puede afrontar la realidad desde las nuevas herramientas que la cultura en la que vives te regala.
El misionero y la misionera son siempre personas generadoras de vida en su entorno. La búsqueda de la paz, la promoción de la justicia, la implantación de escuelas y centros médicos, el acompañamiento del pueblo en las situaciones de violencia, la apuesta por el desarrollo sostenible, son algunas de las tareas que realizan como testimonio su fe y amor a Jesucristo.
Su compromiso con los empobrecidos, su presencia en las situaciones de violencia y marginación, la apuesta porque otro mundo es posible, le han ganado la simpatía y la admiración de una sociedad que quiere ser distinta.
La diócesis de Astorga comparte geografía- como muy bien conocen los lectores de este medio- con la provincia de León, Zamora y Orense. Esta iglesia particular esta sembrada en los cinco continentes, con cuatrocientos cincuenta y ocho misioneros. Por razones obvias América es el principal destino de los misioneros diocesanos 291, presentes en 21 países, destacando Venezuela con 54. 109 en Europa en 11 países, 41 en África, con presencia en 19 países, 8 de ellos en Mozambique, 16 en Asia: China, Filipinas, India, Indonesia, Israel, Japón, Líbano y Taiwán y 1 en Oceanía, Australia.
En cuanto a los lugares de origen de la zona de Astorga proceden 225, 61 son bercianos, 41 naturales de Orense y 131 de Zamora. Predomina la procedencia del mundo rural sobre el urbano. Barrientos y Posadilla de la Vega, San Félix y Benavides de Órbigo, Acebes del Páramo, los Valles del Tera, Tábara y Vidriales, son las zonas más agraciadas de lugareños universales. Contamos con 14 parejas de hermanos y hermanas que ambos comparten vida y misión fuera de nuestras fronteras.
La iglesia particular de Astorga, a través de la delegación de misiones, celebra cada año el día del Misionero diocesano. Este año será el 21 de Julio en Hospital de Órbigo. Nos reuniremos en una jornada festiva con aquellos que estén de vacaciones, y con sus familias. Es para nosotros un motivo de alegría y agradecimiento saber que el universo está sembrado de pequeñas estrellas crecidas en nuestra tierra y que hoy alumbran en 68 países de la geografía mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...