25 jul. 2012

GRACIAS A NUESTROS MISIONEROS


Queremos compartir con todos vosotros algunas cifras con rostro muy humano. 458 misioneros y misioneras diocesanos están sembrados por nuestro mundo. Cada cifra representa una llamada acogida y una vida entregada a la misión. Estos datos nos hablan, también, de la generosidad de tantos padres y madres de familia, que han visto a sus hijos salir a la misión. ¡Sea para todos nosotros motivo de gozo!

En cuanto a la procedencia de nuestros misioneros y misioneras por zonas pastorales. De Astorga son 225, principalmente de la Vega de los ríos Tuerto y Órbigo. En 91 parroquia, de la zona de Astorga, hay misioneros ad gentes más allá de nuestras fronteras. 131 son zamoranos, principalmente de los valles: Vidriales, Tera y Tábara, en total proceden de 68 parroquias. El Bierzo aporta a la causa, 61 misioneros, naturales de 45 parroquias. 41 han nacido en Orense, en 34 parroquias distintas. Si sumamos, 238 parroquias de esta Iglesia particular de Astorga, tienen la alegría de compartir uno o varios, de sus hijos- por ejemplo Barrientos de la Vega 14- con otros pueblos y culturas de la tierra.

Durante este verano muchos tendréis ocasión de saludar a algunos de ellos en periodo de vacaciones. Sería bonito que los sacerdotes les invitáramos a un testimonio en la Eucaristía, en alguna celebración o reunión, para tener la posibilidad de escuchar su experiencia de vida y poder compartir también nuestras inquietudes pastorales…igual en el diálogo encontramos alguna luz.

En la actualidad los 458 misioneros y misioneras diocesanos están repartidos en 68 países de los cinco continentes, está es una riqueza que tiene que invitarnos a agradecer a Dios, la entrega de vida de estas personas a la misión de la Iglesia. Forman parte de 116 congregaciones religiosas distintas y el número mayor de sacerdotes diocesanos pertenecen a la OCSHA.

La Iglesia constantemente nos invita a volver nuestros ojos a los continentes de Africa, Asia y Oceanía. Por eso queremos compartir los lugares donde tenemos una presencia “diocesana”. En el continente Africano, nuestros diocesanos comparten misión en Angola, Argelia, Benín, Burquina Faso, Camerún, Costa de Marfil, Egipto, Etiopía, Guinea Ecuatorial, Kenya, Madagascar, Mali, Marruecos, Mozambique, R.D. Congo, Ruanda, Senegal, Sierra Leona, Togo, 19 países. En Asía los 16 misioneros diocesanos viven en alguno de estos lugares: China, Filipinas, India, Indonesia, Israel, Japón, Líbano y Taiwán. En Australia comparte su vida un Valdornés de Villalís. 201 se reparten por 21 de los países del continente americano, 54 de ellos en Venezuela. En Europa 109 misioneros en 11 países distintos, destacamos su presencia en Ucrania, Rusia y Albania.

Como en otros campos eclesiales no tenemos relevo generacional, y esta riqueza responde a los años pasados de abundancia de vocaciones. 220 han nacido antes de 1940, lo cual es un gran motivo de alegría, pensar que su merecida “jubilación” la siguen viviendo y compartiendo con su gente. 218 han nacido entre los años 1940 y 1960. Los jóvenes menores de 52 años son 20, ¿conocéis alguno de ellos?

Sabemos que lo importante no son las cifras sino las personas. Por eso desde aquí queremos recordar la necesidad de compartir desde nuestra pobreza. Nos alegra cada vez que una persona: laico-a, sacerdote o religioso-a, nacido en nuestra diócesis, acoge esta llamada y decide compartir su vida en la misión, más allá de nuestras fronteras, a pesar de la necesidad y de la misión hoy y aquí, no son caminos incompatibles, sino complementarios. Son distintos cauces de un agua del mismo manantial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...