25 jul. 2012

JORNADA DEL MISIONERO DIOCESANO: ENCUENTRO MISIONERO

Este sábado 21 de julio, se ha celebrado en Hospital de Órbigo una nueva edición de la Jornada del Misionero Diocesano de la diócesis de Astorga. Alrededor de ochenta personas se dieron cita en el salón de las escuelas para homenajear a los misioneros que pudieron acudir a la reunión.
           El día comenzó con un café con dulces  y la presentación de las personas que estábamos allí reunidas.
A continuación el P. José Luis Pinilla, jesuita, secretario de la Comisión Episcopal de Emigraciones – CEE, en su conferencia habló de la situación y dificultades que encuentran los emigrantes al llegar a España así como propuestas pastorales de la Iglesia española en el trabajo con los emigrantes. Nos habló de cómo las misiones católicas en Europa que atendían a los emigrantes españoles se han convertido en misiones que atienden a los católicos de habla hispana de América, son lugares de referencia y acogida, renovando sus servicios y estructuras, sin contar con el gran número de emigrantes españoles y nacionalizados que salen de España al resto de Europa por la crisis. La Iglesia les acompaña, son misiones que facilitan al emigrante en su acogida y acompañamiento y les facilitan un lugar donde pueda expresar su fe. Destacó el hecho de que muchos de nuestros misioneros conocen de primera mano como son los emigrantes que llegan a nuestro país ya que proceden de países en los que prestan sus servicios. En su conferencia el P. Pinilla quiso enmarcar el trabajo y la dimensión pastoral que la Iglesia hace con los emigrantes (en España llegan ya a casi seis millones actualmente),  a la que se suma la dimensión socio – caritativa que todos conocemos. El emigrante sabe que cuando llama a la puerta de una parroquia va a tener una respuesta positiva a sus peticiones de ayuda. Pero el emigrante también quiere implicarse en la misión evangelizadora de la Iglesia, quiere entrar y encontrarse acogido, recogido y valorado como persona y en eso nosotros tenemos mucho que hacer  y aprender sobre la solidaridad y la apertura hacia los extranjeros.
Más tarde se celebró la Eucaristía presidida por Monseñor Camilo Lorenzo quien en su homilía destacó que vivimos una época de descristianización galopante y que muchos bautizados viven totalmente al margen de lo que la fe en Jesucristo pide a cada persona,  por lo que también necesitaríamos en muchas ocasiones un primer anuncio del evangelio. Destacó el hecho de que los misioneros llevan en su mente y en su corazón el deseo de ofrecer el mensaje evangélico con fidelidad y sin ocultar nada de lo esencial sin reservar para sí ni bienes, ni tiempo entregándose al servicio de todos y sobre todo de los más pobres y superando todas las dificultades para entregarse al servicio de todos,  por lo que les agradeció su generosidad y entrega.
A continuación en el mismo salón de las escuelas se ofreció a los asistentes una estupenda paella elaborada por las mujeres del pueblo a las que desde estas páginas agradecemos su esfuerzo, así como al alcalde por ceder las instalaciones municipales y al resto de colaboradores de la parroquia, al coro y a  su párroco D. Manuel por su trabajo y trato exquisito durante toda la jornada.
Después de la comida los misioneros que nos acompañaron tanto de la diócesis como extranjeros, así como laicos, nos contaron sus experiencias misioneras,  y tras estas intervenciones se dio por terminada la jornada por este año, invitando a los asistentes a la próxima convocatoria que seguramente se realice en Bembibre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...