19 oct. 2012

EL OBISPO DE ASTORGA A SUS DIOCESANOS

Trasnscribimos de la revista diocesana " Día 7",  la carta que con motivo del Domund ha dirigido el Sr. Obispo Camilo Lorenzo Iglesias a sus diocesanos .


EL OBISPO DE ASTORGA A SUS DIOCESANOS

La Jornada Mundial de las Misiones tiene este año un significado especial por coincidir con el “Año de la Fe” y el Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización...
Y por ser el Concilio Ecuménico Vaticano  II  un  signo  extraordinario  de  la  universalidad  de  la Iglesia contribuye a reafirmar la necesidad y urgencia de la difusión del Reino de Dios que exige  la  evangelización  de  todos los hombres. Los creyentes deben descubrir que son en la Iglesia responsables de que los hombres  descubran  que  Dios los ama. Las comunidades deben sentirse responsables de la difusión  del  Evangelio  anunciándolo y testimoniándolo.
El  Concilio  Vaticano  II  y  el mandato  misionero  que  Cristo ha  confiado  a  sus discípulos, debe ser un compromiso de toda la Iglesia. Y el  anuncio del Evangelio por el mundo es responsabilidad  de  los  Obispos, porque  han  sido  consagrados, no sólo para su diócesis, sino para la salvación de todo el mundo, para llevar nuevos discípulos a  Cristo. Pero esto no impide que todos los componentes de la Iglesia deben sentirse interpelados  por  el  mandato  de  Jesús: Id al mundo entero y predicad el Evangelio a toda la creación.
Nosotros los pastores de la Iglesia, los consagrados y todos los fieles  cristianos debemos seguir las huellas  del apóstol San Pablo, que ha trabajado y sufrido para llevar el mensaje
de Cristo a los que no lo conocían. En nuestro tiempo debemos luchar y sufrir, y no ahorrar energías para dar a conocer al  Salvador  Universal,  que es Cristo. Porque la Iglesia está edificada sobre la fe en el misterio de Cristo que nos ha regalado la salvación,  para que demos testimonio hasta que Él vuelva.
La cooperación misionera no sólo es la ayuda económica sino la participación directa en la Evangelización.El comienzo del “Año de la Fe” y del Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización es ocasión propicia para un nuevo impulso de la dimensión misionera evangelizadora.
El afán de predicar a Cristo, misión de la Iglesia, en la situación actual requiere nuevas formas para comunicar  eficazmente  la  Palabra  de Dios para renovar adhesión a la fe personal y comunitaria en el Evangelio de Jesucristo. Por que sabemos que uno de los obstáculos para la Evangelización es la crisis de fe que sufre la humanidad  por el secularismo que impide el encuentro con Cristo.
Por lo que es necesario promover la Nueva Evangelización de los países de antigua tradición cristiana.
¡Ay de mí si no evangelizo! Dice el apóstol San Pablo. Palabras que suenan con fuerza
para cada cristiano y para cada comunidad cristiana.
Conocemos sacerdotes, laicos y familias enteras que dejan su tierra y se van a otras Iglesias a anunciar a Cristo. Es una expresión  de  profunda  comunión y caridad entre las Iglesias, para que escuchen el anuncio del Evangelio y se acerquen a los sacramentos, fuente de verdadera vida.
A  todos  vosotros,  sacerdotes  y  familias  cristianas,  os ofrezco esta reflexión para que asumáis  vuestra  responsabilidad en la ayuda espiritual a los misioneros  y  seáis también generosos en la ayuda económica que podáis ofrecer en este tiempo de dificultades económicas conocidas por todos.
Recibid mi testimonio de gratitud y mi bendición.

+ Camilo Lorenzo Iglesias
Obispo de Astorga

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...