7 nov. 2014

Antonia Estrada y María Mayo desde Ucrania...

Son dos las misioneras  de la congregación de Santo Domingo de la diócesis de Astorga que se encuentran en la casa de los niños de Dim Ditey en Kiev, Ucrania.
Su vida es una eterna lucha por conseguir dar de comer y hacer un poco más feliz la vida de muchos niños sin medios materiales ni económicos, niños y jóvenes afectados por la catástrofe de Chernóbil, por la guerra.. a ellas se les ilumina la cara cuando hablan de ellos:

"… estos niños tan guapísimos parecen de familias principescas, no es así, los cuidamos mucho y sus mamas los visten con mucho gusto y colorido con ropitas de segunda mano… Los problemas de las guerras de este país, tan desastrosos y tristes, aunque nuestros niños, en si , no se han visto afectados son brutales. Llegan al su cole diciendo: !Slava Uckaina" !Gloria a Ucrania! y es todo, pero la situación esta aun candente. Recemos por la estabilidad y la paz.”
Ellas piden ayuda, para alimentarlos, para la calefacción... son incansables, mantienen su espíritu misionero alto y nos dan una gran lección de caridad cristiana.
Antonia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...